Posteado por: Humberto Iván Escobar Sayes | 2 abril 2010

Mr. Brown y su Depresión

Mr. Brown y su depresión

Hay veces que me pongo a analizar,
Talvez mucho más a fondo que las demás personas…

Creo que nadie comprende la razón de mis actos;
A Veces actúo de una manera,
Y unos instantes más tarde, mi conducta parece cambiar rudamente.

Aunque la mayor del tiempo me la paso aquí,
Encerrado en esta habitación,
Con los ojos cerrados, en el día;
(Como en este momento)…

Es como si estuviera escribiendo un libro,
Pero las letras, son solo ideas;
Ideas que nadie puede leer…
(Ni siquiera mis ojos)…

Y sigo pensando,
Sigo teniendo esos procesos mentales,
En donde las ideas, y recuerdos se unen, en un solo pensamiento…
(Y lloro)…

Casi no sonrío,
Es que se me hace difícil fingir una emoción,
Y sigo pensando en tantas cosas que no me dejan estar en paz conmigo mismo…

En la noche, mientras todos duermen me veo al espejo,
Y veo a ese sujeto frío,
La mezcla de frialdad y tristeza…

Con unas grandes ojeras,
Esas ojeras que son el marco de unos ojos totalmente opacos…

Es como si la tristeza absorbiera totalmente mi vida,
¿Será la dueña de mi alma?

Es que no encuentro alguna ocasión que me agrade,
Parece todo un encierro,
La luz,  parece ser solamente una lámpara que oculta la oscuridad momentáneamente.

Algunas personas creen que soy un ser de la oscuridad,
Un “Seguidor de lo Oculto”; “por mi apariencia”;
Ni siquiera creo en nada, no soy seguidor de ninguna secta ni religión…

De lo que si estoy seguro, es que cada día me siento más vacío;
De nada sirve despertar, siento que todo es un círculo aburrido;
Como una simple rueda que da vuelta,
Y que luego regresa al mismo punto.

Confianza,
Tener fe en alguien;
Lastimosamente no puedo decir que confío en alguien,
Veo a la gente que me rodea,
Y pienso que son ratas que intentan destrozarme con sus garras…

No creo que alguien quiera auxiliarme,
Cuando todos realmente quieren enterarse de lo que me sucede,
Lo hacen solamente para armar un escándalo y terminar de destruirme;
Sé que no tengo la mínima dignidad por el momento…

Estoy aquí tirado,
Hundido en el charco de soledad, y nostalgia.
Recuerdo que en el pasado era un “hombre digno”;
Y ahora mas bien pienso que la dignidad es solamente una fantasía,
Algo así como la juventud;
Es una simple apariencia que te abre unas pocas puertas momentáneamente,
Pero que cuando se desgasta, te tiran a la basura…

Ahora solo escucho una infinidad de voces,
Que me gritan: “Perdedor”, “Fracasado”, “Acabado”…

Lo peor de todo, es que les he creído,
Mis sueños los abandoné por miedo a triunfar;
Y es que a veces es más fácil dejarse llevar por la crítica negativa…

¿El Presente?
Creo que el presente es solamente ese tiempo transitorio,
En el que un ser humano, cree que se encuentra despierto…

El pasado es solo un sueño… Y la vida entera es un sueño oscuro… Quiero dormir,
quiero descansar, pero eternamente…

No lo sé,
Y es que en mi vida, a veces también hay cambios totalmente opuestos,
En el que siento que quiero volar, y hacer cosas extremadamente extravagantes…

Y en el que siento que la vida es hermosamente única…
Una combinación de sentimientos, emociones, pensamientos, y acciones…
Que me hacen pensar que a veces estoy un poco loco, maniático, trastornado…

Imagínate, mente mía,
Contigo es con quien hablo únicamente,
Pues no veo a nadie más por aquí;

(Gracias por escuchar la voz de mi alma)…

De nada sirve tanto espectáculo,
Cuando simplemente creo que nada tiene sentido por ahora;
A veces soy la víctima; y luego soy el que daña…

Me veo, aquí;
Solo, como siempre;
Estoy en este lugar tirado,
(Creo que han logrado su objetivo, verme derrotado)…

Creo en ciertos momentos que el tiempo es largo,
Y que los segundos no se mueven, ni siquiera en sus milésimas;
Y a veces siento que los días se pasaran como cortos minutos…

¿Qué me pasa? ¿Acaso estoy perdiendo la noción, y los sentidos?
Tengo un poco más de setenta y siete horas, en los que no he dormido nada;
Talvez por miedo a despertar;
Talvez por miedo a dormir, (ya no lo sé);
Talvez por miedo a darme cuenta que he estado en una situación un poco extraña…

He despertado,
Tirado estoy en un lugar donde jamás había estado antes…
Abro los ojos, y veo un cielo azul;
Y solo escucho algunas voces que se burlan de mí…

Nuevamente cierro los ojos,
Y mi mente vuela a un lugar distinto;
Me he ido cerca de aquella montaña que de niño siempre quise subir…

Pero ahora me he dado cuenta, que he abandonado mis sueños,
Por seguirle “la corriente”, a los que un día fingieron ser mis amigos…
(Ahora me han abandonado)…

Aunque muchos podrán decir que es muy fácil echarle la culpa a los demás;
Eso es cierto; no puedo culpar al cien por cien, a otras personas;
Pero influyeron mucho, en mi decaimiento personal…

Me culpo a mi mismo, por ser tan débil;
Por haberme dejado llevar por situaciones falsas,
Por cosas que creí divertidas, en su momento,
Pero que ahora me están llevando a la ruina de mi vida;

Las terapias del alma,
Las terapias de la mente trastornada,
De nada sirve tanto esfuerzo ajeno,
Si personalmente nunca traté…

Talvez,
Simplemente he estado esperando a un ángel milagroso…
Que venga desde el cielo,
Y me eleve con sus alas,
Hasta lo más alto de los cielos,
Hasta el reino de su Dios.

Tengo ya cincuenta y nueve años;
Y aún siento que tengo doce…
(Sencillamente, lo único que cambia es la apariencia)…

“Sigo siendo ese niño,
Que grita en la oscuridad,
Cuando tengo miedo”,
(Por eso ya no duermo en la noche, solo en el día)…

Escrito Por Humberto Escobar Sayes…

Sitio Oficial: humbertoescobar.tk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: